CALIFICACIÓN ENERGÉTICA DE EDIFICIOS

ISODIRECT CONSULTORA pone a su disposición los medios necesarios para obtener el “Certificado de Eficiencia Energética de edificios“, y para ello dispone de personal técnico cualificado y de los medios necesarios.

La certificación energética de edificios, exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE, es una gran iniciativa para fomentar la eficiencia energética en los edificios de nuestro país. En España, el Proyecto de Real Decreto para la aprobación del Procedimiento Básico para la Certificación Energética de Edificios Existentes está previsto que se apruebe en enero de 2013 y contará con un periodo de adaptación de dos meses, con lo que será a partir de abril cuando el Gobierno exija este certificado para todas las viviendas. Así, cada edificio, vivienda o local construido antes de 2007 que se venda o alquile tendrá una etiqueta, “Certificado de Eficiencia Energética“, similar a la que ya se utiliza en los electrodomésticos y que indica lo eficiente que es en cuanto al consumo de energía. según una escala que va de la categoría “A” (la más eficiente) a la “G” (la menos eficiente).

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

¿QUIENES ESTÁN OBLIGADOS A REALIZAR LA CERTIFICACIÓN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA DE UNA VIVIENDA O EDIFICIO?

El promotor o propietario del edificio, vivienda o local de negocio construido antes de 2007 será responsable de encargar la realización de la certificación de eficiencia energética, así como de su correcta conservación.

Sólo quedan excluidos los edificios y monumentos protegidos, los utilizados como lugares de culto o los edificios de viviendas que sean objeto de un contrato de arrendamiento por tiempo inferior a cuatro meses al año, entre otros.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CERTIFICACIÓN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

El real decreto establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de edificios, viviendas y locales un certificado de eficiencia energética que deberá incluir información objetiva sobre las características energéticas de los edificios. De esta forma se podrá valorar y comparar su eficiencia energética, con el fin de favorecer la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía.

¿QUIÉN PUEDE REALIZAR ESTE CERTIFICADO?

El certificado de eficiencia energética de un edificio existente será suscrito por Ingenieros, Ingenieros técnicos, Arquitectos o Arquitectos técnicos.

ISODIRECT CONSULTORA dispone del personal técnico cualificado y de los medios necesarios para realizar las certificaciones energéticas de viviendas.

¿QUÉ TIPO DE EDIFICIOS NECESITAN CERTIFICADO?
  • Edificios de nueva construcción;
  • Modificaciones, reformas o rehabilitaciones de edificios existentes, con una superficie útil superior a 1.000 m2 donde se renueve más del 25 por cien del total de sus cerramientos;
  • Edificios o unidades de edificios (pisos y locales) existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario;
  • Edificios o unidades de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público;
  • Edificios o unidades de edificios de titularidad privada que sean frecuentados habitualmente por el público, con una superficie útil total superior a 500 m2.
¿TODOS LOS TIPOS DE EDIFICIOS ESTÁN OBLIGADOS?

No todos están obligados, existiendo las siguientes excepciones:

a) Aquellas edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas.

b) Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado de esta forma, o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto;

c) Edificios o unidades de edificios utilizados como lugares de culto y para actividades religiosas;

d) Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años;

e) Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales;

f) Edificios o unidades de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2;

g) Edificios de sencillez técnica y de escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, y que se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas;

h) Edificios que se compren para su demolición;

i) Edificios o unidades de edificios de viviendas utilizados o destinados a ser utilizados bien durante menos de cuatro meses al año o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 % de lo que resultaría de su utilización durante todo el año.

¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE DE LA RENOVACIÓN DE LA CERTIFICACIÓN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Al igual que en el caso de la realización de la certificación energética del edificio, es el propietario del edificio completo, vivienda o local, el responsable de su renovación. También será responsable de conservar la correspondiente documentación.

El certificado de eficiencia energética tendrá una validez máxima de 10 años.

El propietario podrá proceder voluntariamente a su actualización, cuando considere que existen variaciones en aspectos del edificio que puedan modificar el certificado de eficiencia energética.

¿QUÉ INFORMACIÓN CONTIENE EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

El certificado de eficiencia energética del edificio o unidad del edificio contendrá como mínimo la siguiente información:

A. Identificación del edificio o unidad del edificio que se certifica, incluyendo referencia catastral.

B. Indicación del procedimiento reconocido utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.

C. Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética que era de aplicación en el momento de su construcción, en el caso de los edificios existentes.

D. Descripción de las características energéticas del edificio, envolvente térmica, instalaciones, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior y demás datos utilizados para obtener la calificación de eficiencia energética del edificio.

E. Calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta energética.

F. Documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética de un edificio o de una unidad de este.

G. Descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo, por el técnico certificador, durante la fase de calificación energética con la finalidad de establecer la conformidad de la información contenida en el certificado de eficiencia energética con el edificio.

¿PUEDO ANUNCIAR EL ALQUILER O COMPRA DE MI VIVIENDA SIN EL CERTIFICADO Y CUANDO TENGA COMPRADOR REALIZAR EL CERTIFICADO?

No, la etiqueta de eficiencia energética debe ser incluida en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio. El proyecto especifica: “Se exige por tanto la exhibición de la etiqueta energética en cualquier tipo de anuncio ya sea carteles en viviendas, agencias inmobiliarias, portales Web, medios escritos etc.…”

¿DEBE REGISTRARSE EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Si, debe ser registrado por el propietario del edificio ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma, que podrá llevar un registro de estas certificaciones en su ámbito territorial: “Se prevé que las administraciones públicas tengan en cuenta la eficiencia energética para regular una mayor o menor carga impositiva en función de la calificación energética del inmueble.”

¿QUÉ PASA SI ESTANDO OBLIGADO NO CERTIFICO MI VIVIENDA, LOCAL COMERCIAL U OFICINA?

Si estando obligado a la certificación energética por motivo de la compraventa u alquiler de una vivienda, local comercial u oficina, esta no se realizara, el vendedor o arrendador puede sufrir los siguientes problemas:

  • Ser sancionado por el órgano competente de su comunidad autónoma.
  • Que el contrato de compraventa o arrendamiento sea declarado nulo por no haber informado correctamente al comprador o arrendatario.
  • Que el vendedor/arrendador tenga que indemnizar al comprador o inquilino por los perjuicios ocasionados por la falta de información facilitada.